Mundo loco

Demanda aromática

Primero vamos a decir que el protagonista de esta noticia es bastante mentecato y majareta. Un hombre de Nueva Dehli, en India, demandó a la marca de desodorantes Axe por no conseguir mujeres, más bien las viene espantando una tras otra. La denuncia efectuada es por publicidad engañosa ya que el hombre dice que hace años que se viene bañando en Axe sin obtener atención alguna de ninguna mujer. El demandante tiene como prueba de lo padecido bolsas y más bolsas llenas de envases vacíos de aerosoles, rueditas odorantes, antitranspirantes y otras falsas pócimas.

Incredulidad

A veces no sabemos si creer algnas cosas que leemos. Según unos "cazatesoros" suecos al estilo de Titanic, en el fondo del mar Báltico hay un OVNI, supuestamente estrellado en el mar (convirtiéndose tal vez en un ONNI, Objeto Nadador No Identificado). El objeto es redondo, sí, pero quizás se trate de un frisbee arrojado con demasiada vehemencia. No le damos demasiado crédito. Unos arqueólogos en Bulgaria dicen haber hallado unas tumbas de vampiros con estacas clavadas en el corazón igualito igualito a la película de Coppola.

Cambio de roles

Hace unos días, en Estados Unidos, una joven fue detenida por morder a su propio perro. El bulldog (no sabemos cómo se llama el pobrecito perro) reaccionó pegando un mordisco en la espalda a la chica. Según la policía, el perro actuó en defensa propia. Parece que la chica estaba muy beoda y arremetió primero contra su madre y luego a tarascones contra el pobre cuadrúpedo. No habrá cargos contra el perro. La chica fue atendida en el hospital y después pasó la noche en la cárcel, luego salió bajo una fianza de 3 mil dólares.

Pompis antirrobo

¡Cómo nos gustan estas novedades! Los científicos del Instituto Avanzado de Tecnología Industrial de Tokio no descansan. O bueno, a veces descansan. Y debe haber sido descansando en un cómodo sillón que se les ocurrió la idea. ¿Por qué no utilizar sistemas biométricos para confeccionar un asiento de automóvil antirrobo? Y por supuesto lo hicieron. Un asiento equipado con 360 sensores de presión, que mapean la disposición de las nalgas del usuario, su contacto con el asiento y los puntos en los que se ejerce mayor peso.

¿Dónde dejamos la oveja?

Leemos por ahí que los japoneses aman a las ovejas como la mayoría de los humanos a los perros. Podríamos decir: la oveja es la mejor amiga del japonés y de la japonesa. Ya sabemos que los japoneses son un poco extremos en algunos temas. Sabemos que las ovejas son lindas, buenas, tranquilas y lanudas. Últimamente los japoneses adinerados (no sabemos a cuántos yens se vende una oveja como mascota) las cuidan como a un familiar, pero claro, no es lo mismo llevarse el perro a la playa, cuando uno se va de vacaciones, que aparecerse con un ejemplar de ganado ovino y atarlo a la sombrilla.

Una de terror

¿Se acuerdan de Sweeney Todd, el barbero de la calle Fleet? Era el legendario personaje de la Londres de la época victoriana que basado en la pieza teatral de Christopher Bond fue llevado al cine en 1936 y 2007, representado en la película dirigida por Tim Burton con la fisonomía de Johnny Depp representando al barbero degollador y a Helena Bonham Carter como la amiga que hacía pastelillos con los clientes y los vendía a los parroquianos de su taberna. Muy rico todo. ¿Y se acuerdan de don Rodrigo Díaz de Carrera, el personaje de la cantata de Les Luthiers?

Bailando por morir

La verdad es que uno desde el sencillo lugar del rubro del noble entretenimiento de juegos de palabras no sabe bien a qué se dedica un alcalde, pero suponemos que debería gobernar para el bienestar de los ciudadanos de su pueblo. El tema está en la interpretación de esa premisa. Para el intendente de Medora, una pequeña ciudad de Dakota del Norte, una buena idea es montar una serie de ejecuciones públicas (falsas, aclaremos antes de que le dé un soponcio, lectora, lector) para llamar la atención de los turistas (que también estarían locos por interesarse en semejante propuesta).

Vuela, vuela

Los que se suben a un avión confían en las personas que los llevan por el aire (muy alto, por cierto). Imaginemos la sensación de pánico cuando –como sucedió en un avión American Airlines– una azafata tomó un micrófono en el instante previo al despegue para dar un discurso de casi quince minutos sobre las posibilidades de un accidente “yo no soy responsable de que este avión se estrelle” iba diciendo mientras la tomaban entre dos, con las piernitas en el aire. Se armó tal tole-tole que dos pasajeros terminaron heridos (de forma leve, graciadió).

Por favor, no te mueras en mi casa

No es la primera vez que escuchamos una noticia como esta: “Está prohibido morirse en este pueblo”. Los habitantes del pueblo italiano de Falciano de Massico, a 50 kilómetros de Nápoles, tienen prohibido morirse. El que muera, según la ordenanza, “pagará las consecuencias”. Lo que pasa es que el pueblo no tiene cementerio, ya que cuando se convirtió en ayuntamiento independiente y se separó de la localidad de Carinola, en la división no se incluyó por lo menos una partecita del cementerio.

El hábito no hace al monje pero sí al orate

Una chica británica declaró ser adicta a la nafta en un programa de televisión (que es donde se hacen esas cosas y todas las cosas que merecen trascendencia). Hay muchas conductas alimenticias muy poco comunes en los últimos tiempos, cosa que debería ser estudiada profundamente. Gente que come vidrio, plástico o bebe nafta, como Shannon, otros con hábitos por demás peculiares, como una mujer que lleva una cabeza de muñeca todo el tiempo con ella y otro que tiene que olfatear un líquido de limpieza con olor a pino cada quince minutos.